somos@poratarfesi.es
No cabe el sarcasmo cuando se trata de justicia

Hace unos días se conoció a través de los medios de comunicación que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) archivaba la querella del exalcalde de Atarfe, el socialista Víctor Sánchez, contra el titular del Juzgado de lo Penal 2 de Granada, Antón Henares, y una médico forense a los que atribuía, entre otros delitos, el de prevaricación y tráfico de influencias después de que fuera citado a declarar por videoconferencia el pasado 21 de noviembre en una de las causas que hay abiertas contra él.
No solo el exalcalde se ausentó del juicio sino que pretendía con su querella apartar al magistrado de la causa. El auto del TSJA tumba uno por uno todos los argumentos de una denuncia que ha llamado la atención de los magistrados por sus «elementos sarcásticos que intensifican el tono despectivo».
auto-archivo
 
Más allá del lenguaje «despectivo» del escrito presentado por su abogado, es importante destacar los razonamientos jurídicos del Alto Tribunal andaluz para archivar la querella puesto que abre la puerta a que Víctor Sánchez pueda sentarse en un futuro en el banquillo. El argumento tantas veces repetido de que hay informes periciales que impiden su comparecencia por la delicada salud del procesado queda desmentido cuando el TSJA señala en su auto que»la decisión [del juez de lo Penal 2 de Granada] estaría respetando los condicionamientos derivados de los informes médicos periciales». En las revisiones médicas que se le han practicado, los facultativos no se oponían a que pudiera declarar desde su domicilio por videoconferencia  y con asistencia médica, lo que no ha impedido que algunos jueces hayan optado por el sobreseimiento provisional de sus causas abiertas con el consiguiente perjuicio para el municipio.
informe-medico
El TSJA también desmonta el supuesto plan entre el juez y la forense para causar al exalcalde «el mayor daño posible», una «desafortunada» alegación que, según los jueces, «ni siquiera ha de ser atendida por su inverosimilitud». Al igual que tratar de imputar al juez un delito de tráfico de influencias pues «no cabe imaginar que tipo de beneficio económico pudiera estar buscando» con las resoluciones que adoptó.
En definitiva, un auto que arroja luz y que puede ser importante de cara al futuro.
Ya lo hemos comentado en más de una ocasión: no se trata de poner en riesgo la salud de ninguno de los acusados sino de defender los intereses de los ciudadanos que se han visto seriamente dañados con la gestión anterior.
En el siguiente enlace se puede leer el auto judicial en su integridad:
Auto del TSJA sobre el archivo de la querella

Deja un comentario

Cerrar menú